Lexus NX, por fin el primer híbrido enchufable de la marca

Este SUV se actualiza con una nueva motorización, pocos cambios exteriores y muchos interiores

MG

Lexus ha elegido uno de sus superventas, el NX, para entrar de lleno en el campo de los motores híbridos enchufables. Y lo ha hecho aprovechando que estrena su séptima generación a nivel mundial. Es una ocasión extraordinaria, pues, para cubrir este hueco que estaban demandando sus clientes.

El modelo 450h que se venderá a partir de primeros de año por 65200 euros, contará con una motorización que combina un motor eléctrico de 182 caballos con otro de gasolina de 185 CV y tracción 4×4. El modo de funcionamiento variará en función de la opción que elija el conductor en una tecla situada en la consola central: EV, para conducción puramente eléctrica; Auto, el coche elige la opción más adecuada en cada momento; HV, detiene el consumo de electricidad y preserva la energía disponible para el momento que decida el propietario; y Carga, recarga la batería utilizando para ello del motor de gasolina.

La ventaja del 450h es que, al ser recargable, puede circular en modo eléctrico hasta 90 km si se trata de un trazado urbano y 70 si se circula por autopista. El resto del tiempo, siempre que se vaya con la opción Auto, se comporta como un híbrido convencional. Es decir, el motor eléctrico y el de combustión se van alternando para obtener la mayor eficiencia. Según las cifras oficiales, el consumo es de 0,9 litros a los 100, pero hay que tener en cuenta que esta cifra solo se obtiene los 100 primeros kilómetros, cuando todavía están sin consumir esos 70 km de autonomía que obtiene en modo eléctrico. A partir de ahí, el consumo está en torno a los 7 litros a los 100.

También hay una versión híbrida, convencional, es decir sin enchufe, denominada 350h que entrega 190 y 182 CV en sus motores de combustión y eléctrico, respectivamente. Aquí ambos motores se van intercalando para optimizar el consumo que, en este caso, según las cifras oficiales se queda en 5,6 l l/100 km. A diferencia del 450h, en esta ocasión está disponible con tracción 4×2 y 4×4 a partir de 46668 euros.

Una diferencia importante entre las versiones híbrida enchufable y la híbrida a secas es que la primera recibe la etiqueta CERO y la segunda se tiene que conformar con la ECO.

El nuevo Lexus NX está construido sobre una nueva plataforma denominada GA-K que también utilizarán otros modelos del grupo Toyota-Lexus como el Camry y el RAV 4. En este caso, le ha permitido crecer 20 mm de longitud y otros 20 de anchura y 5 mm de altura. Sus dimensiones totales ahora son 4660 x 1865 x 1660 mm.

A simple vista, parecen pocos cambios. Sin embargo, el 95% de las piezas son nuevas. En la parte delantera destaca una parrilla tipo nido de abeja, más vertical y poderosa, mientras que en la zaga se aprecian más los cambios, con una luz que une los dos grupos ópticos traseros y la palabra Lexus destacada en lugar del logo que exhibía la generación anterior. Pero, en general, a pesar de estas novedades y de que efectivamente se trata de una renovación total, la verdadera revolución está en el interior. Aquí Lexus ha echado el resto no solo en el aspecto de confort sino también en el de la tecnología con soluciones como los pulsadores táctiles y situados en el volante que no solo son personalizables, sino que muestran en el head-up display, es decir proyectado en el parabrisas, qué función activan. También las puertas pierden el tirador tradicional para sustituirlo por un botón que, presionándolo, libera el resorte de apertura. Otra concesión a la vanguardia es la posibilidad de elegir entre 64 colores diferentes para iluminar el interior en función del estado de ánimo. Y, por supuesto, una pantalla digital que puede ser de 9,8″ o 14″ en versión del acabado que se elija y la posibilidad de realizar muchas funciones a distancia desde el móvil, como calentar el coche, iniciar la carga de la batería, etc.

A la hora de conducirlo, los responsables de Lexus han realizado un buen trabajo sobre las suspensiones para transmitir comodidad sin que se noten las irregularidades del terreno. Las pruebas se han realizado en el circuito de Shimoyama, un trazado que intenta emular a Nürburgring, pero localizado en Japón. Ahí, el NX 450h ha dado una aceleración de 6,3 seg en el 0-100 km/h, una cifra bastante razonable teniendo en cuenta que el coche pesa 2065 kilogramos. En el caso del 450h las baterías se sitúan bajo el suelo, mientras que en el 350 van debajo del asiento.

Lexus ha aprovechado la presentación de esta nueva generación del NX para dar a conocer también el restyling de su berlina de lujo ES 300h. Aquí se trata solo de una actualización que, a diferencia del caso anterior, pocos cambios han sido suficientes para que a simple vista parezca una renovación total: nueva parrilla, faros y llantas, colores exteriores, pantalla del sistema del infoentretenimiento más aproximada al conductor, suspensión rediseñada son solo algunas de sus nuevas señas de identidad. También ha mejorado mucho los sistemas de seguridad y asistencia al conductor como la posibilidad de localizar el coche a través del smartphone, control del estado de la carga. En este caso, el ES 300h, con su versión híbrida pero sin posibilidad de recargar en un enchufe, está disponible a partir de 48500 euros.

Lexus NX
Lexus ES 300h F SPORT