La furgoneta con la que querrás recuperar el espíritu hippy. Volkswagen T6

Pocos vehículos hay en el mundo del automóvil que evoquen tantas historias. Esta furgoneta, van o semicaravana, según la versión que se elija, ha inspirado películas, canciones y novelas.

Volskwagen T6 en su versión California.

En su última actualización, la T6 de Volkswagen ofrece cuatro versiones: la Transporter, enfocada al mundo profesional; la Caravelle, para el traslado de personas; la Multivan, un monovolumen que aúna las necesidades familiares y de empresa; y la California, un icono camper desde hace más de treinta años.

Pero esta Volkswagen es mucho más que una serie de versiones. Nació casi por casualidad en los años 50, como resultado de una escena que el diseñador holandés Ben Pon contempló en la fábrica de Volkswagen. Mientras esperaba para formalizar la compra de dos Escarabajos, vio cómo los empleados de la factoría utilizaban un chasis del famoso Beetle para trasladar piezas. Esbozó la idea en un cuaderno. Poco después la proponía a la marca y nacía la famosa van.

Ben Pon en la factoría de Volkswagen
El cuaderno donde Ben Pon esbozó la primera van de Volkswagen

Las Transporter, Caravelle, Multivan y California que ahora se comercializan conservan aquel espíritu, pero abriendo sus puertas de par en par a la digitalización con sistemas como el reconocimiento de voz, la llamada de emergencia, la tarjeta SIM integrada o la recarga del teléfono por inducción…

También hay modificaciones en el puesto de conducción con un volante multifunción desde el que se puede acceder a diferentes opciones, además de espacios portaobjetos adicionales para las bebidas.

Pero quizá el punto más fuerte de la actualización que ahora experimenta la T6 venga de la mano de los asistentes a la conducción. Volkswagen ha prestado especial atención a soluciones que ya son habituales en los automóviles de gama media y alta y que se venían ya echando en falta en estos van. Entre ellos, el Lane Assist, un sistema de alerta de salida del carril; el Park Assist, para que casi te desentiendas de la maniobra de aparcar; o el Trailer Assist, si quieres que el remolque mantenga la dirección deseada en las maniobras de retroceso. El guiño a sus orígenes de vehículo industrial lo encontrarás en el asistente de salida de aparcamiento, que te avisa de la aproximación o presencia de otros automóviles, peatones o bicicletas. Y como es muy probable que a bordo lleves varias personas o carga, la Volkswagen T6 también permite ajustar la suspensión que desees accionando un interruptor deslizante.

En el aspecto mecánico, la T6 apuesta por motores turbordiésel TDi ya conocidos en el grupo Volkswagen, con potencias de 110, 150 CV y 198 CV, los dos últimos con la posibilidad de incorporar sistema de tracción total 4MOTION.

Cada una de las versiones, Transporter, Caravelle, Multivan o California tiene sus peculiaridades, pero todas recogen el testigo del que ha sido el vehículo hippy por excelencia, un precursor de las autocaravanas que destilaba libertad y pacifismo porque costaba poco, consumía menos y era robusto como él solo. De su fortaleza le vino el apodo Bulli un acrónimo que procede de Bu, de “Bus”, y “Li” de “Lieferwagen” (camioneta en alemán). El fabricante quiso inicialmente ponerle este nombre al vehículo porque, además, bullyg significa “atlético”, “robusto” en alemán, pero la marca de tractores Lanz tenía registrado el nombre y Volkswagen tuvo que conformarse con una denominación alfanumérica para identificar aquel modelo que nacía sobre la base del Escarabajo.

Ahora, setenta años después de su lanzamiento, la van de VW sigue cosechando seguidores. Si quieres ser uno de ellos, ten en cuenta que los precios en España van desde los 25.670€ precio franco fábrica de la Transporter con batalla corta a los 45.430 precio franco fábrica de la California Beach Camper.

Todavía hoy se ven circular las antiguas van de Volkswagen.