e-tron GT, el tercer eléctrico de Audi le planta cara al Porsche Taycan

Ambos deportivos comparten muchos elementos mecánicos

Audi utiliza la denominación e-tron para TODOS sus vehículos eléctricos. En el caso del e-tron GT, el tercero de la saga, tiene carrocería coupé y prestaciones deportivas. Pero antes de él ha habido otros dos modelos eléctricos en la marca. El primero, que se llamó simplemente e-tron, se lanzó hace dos años, fue el primer vehículo eléctrico puro de Audi y es un SUV de tamaño grande. Tras él, el año pasado, llegó el e-tron Sportback, un derivado del e-tron con carrocería SUV coupé, y este año lo ha hecho este e-tron GT.

Con cuatro puertas y 4+1 plazas, el e-tron GT mide casi 5 metros de largo y casi 2 de ancho, pero solo 1,41 metros de alto. Tiene formas muy fluidas y buena aerodinámica, con un coeficiente de penetración Cx de solo 0,24.

Entre sus peculiaridades está que comparte la plataforma J1 y componentes del sistema eléctrico de propulsión con el Porsche Taycan. Otro competidor podría ser el Tesla Model S, que es más potente y bastante más barato.

La denominación del e-tron GT incluye la palabra quattro, que la marca de los cuatro anillos lleva años utilizando para identificar a sus versiones de cuatro ruedas motrices. En este coche hay dos motores, uno para cada eje, que se encargan de que las cuatro ruedas cuenten con mucho empuje.

El motor eléctrico delantero proporciona 238 CV de potencia máxima y el trasero suministra 435 CV. Trabajan a 800 voltios y la potencia máxima conjunta es de 530 CV. El par de empuje máximo es muy elevado y, como es habitual en los motores eléctricos, está disponible desde un primer momento. En la práctica esto se traduce en que tarda solo 4,1 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h, con un empuje fuera de lo común. La velocidad máxima alcanza los 245 km/h.

El cambio de marchas es automático y tiene dos relaciones, algo muy poco habitual en los coches eléctricos que suelen tener una.

Lo que sí es habitual en los coches eléctricos y más con esta potencia, es que hagan falta muchas baterías para alimentar los motores y eso es algo que, en este momento, incrementa mucho el peso. Por eso, teniendo en cuenta que el Audi e-Tron GT supera las dos toneladas y cuarto, su rapidísima de aceleración.

La capacidad de las baterías es de 93,4 kWh, aunque solo son utilizables por motivos de seguridad 85 kWh. Son de iones de litio y Audi anuncia una autonomía media de 487 km.

También declara un consumo medio de 19,9 kWh/100 km que permitiría realizar 427 km. En nuestra prueba, con poca carga y recorridos mixtos ciudad-autovía, hemos consumido 21,3 kWh/100 km, lo que deja la autonomía en 399 km. Lo más probable es que con el coche cargado y más kilómetros de autopista el rango de utilización sea menor, eso quiere decir que no es planteable, al menos no sin asumir cierto riesgo, un viaje de 400 km sin planificar al menos una parada para recargar.

La suspensión es multibrazo en ambos ejes y los frenos son de discos autoventilados en las cuatro ruedas.

Cabe destacar el confort de marcha que ofrece este coche y más con sus prestaciones. Es muy silencioso y ofrece la suavidad de una berlina de lujo para poder viajar sin mucho cansancio. Otra cosa es que se pretendan exprimir sus posibilidades, que son muchas, y entonces hay que conducir con la máxima concentración pues corre mucho, muchísimo más de lo permitido.

El conductor puede seleccionar uno de los cuatro modos de conducción disponibles, tres ya configurados que se denominan: efficiency, confort y dynamic y uno personalizable, el individual.

A pesar de su imagen vanguardista y deportiva, el e-tron GT es inconfundiblemente un Audi y tiene un estilo que recuerda a otros modelos de la marca. Para las grandes dimensiones exteriores, el interior no resulta tan amplio como se podría esperar. Las plazas delanteras son confortables y hay bastante espacio, aunque los asientos están a poca altura del suelo. La sensación está más cerca de la que ofrecen los coupés deportivos que la habitual en una berlina de gran tamaño.

Las plazas traseras no ofrecen sensación de amplitud, aunque hay un buen espacio longitudinal para las rodillas, pues la altura libre al techo va un poco justa para pasajeros que midan 1,80 metros. Hay tres plazas, pero la central es mucho más estrecha e incómoda que las laterales, ya que hay un túnel central muy voluminoso por el que pasan conducciones eléctricas.

Materiales y acabados están al nivel de los Audi de alta gama y el diseño de los distintos mandos y controles es similar al de otros modelos de la marca.

Hay dos maleteros, el habitual en la parte trasera tiene 405 litros de capacidad y bajo el capó delantero hay otro de 81 litros.

El precio en España es de 105.950 euros.

Lexus NX