Averigua por qué Cupra ha llamado Formentor a su último crossover

El nuevo modelo es el primer desarrollo propio de la marca y arranca con una versión de 310 CV de gasolina.

El Cupra Formentor es un crossover de altas prestaciones.

Dicen que el cabo Formentor, en la isla española de Mallorca, es uno de los lugares más bellos y salvajes que existen. Por eso Cupra ha querido utilizar ese nombre para su último modelo, un crossover de 4,45 metros de largo.

El Formentor no es el primer Cupra que hay en el mercado. Ya existen el Cupra León y el Cupra Ateca, pero son adaptaciones de los Seat que se comercializan con el mismo nombre. Es ahora cuando Cupra, por fin, tras casi tres años de rodaje lanza su primer coche íntegramente desarrollado por ellos… o casi, porque es inevitable que se aprovechen sinergias de grupo VW.

La fundamental es que está construido sobre la plataforma MQB-evo, la misma sobre la que también se han montado las últimas generaciones del Audi A3, el Seat León, el Skoda Octavia y el Volkswagen Golf. El Formentor utiliza una configuración de motor delantero y tracción total que le viene muy bien a la marca para posicionarse donde quiere, es decir, en ese hueco de deportividad que hay entre los fabricantes premium y los generalistas y en el que las prestaciones son uno de los principales argumentos de venta.

Por eso, el primer Formentor que se vende lleva el apellido VZ, de veloz, y va equipado con un motor 2.0 TSI 310 CV, cambio DSG, y tracción 4Drive que tiene una aceleración 0-100 de solo 4,2 segundos. Más adelante, llegarán otras cuatro versiones mecánicas, incluidas dos híbridas enchufables de altas prestaciones.

Por dentro… bueno, por dentro es extraño. La sensación es como la de entrar en una discoteca desconocida. El ambiente te recoge, te envuelve, todo es tecnológico, con luces que indican funciones y te alertan de posibles riesgos. Llama la atención el botón de arranque situado en el volante y las levas de gran tamaño que accionan el cambio de marchas. Pero el verdadero protagonista del salpicadero es un sistema de infoentretenimiento desarrollado por Volkswagen que se acciona mediante una pantalla de 12″ y en el que se delegan muchas funciones. Entre ellas, elegir hasta 15 precisos ajustes diferentes de la firmeza de los amortiguadores. Pero el verdadero reto a la hora de conducir este coche no será escoger el modo de conducción más adecuado en cada momento de entre los cuatro que ofrece –Confort, Sport, Cupra y Personalizado– sino saber una chica buena y respetar la ley.